Traumatismo craneoencefálico en perros y gatos: las primeras terapias

Traumatismo craneoencefálico en perros y gatos. – Los pautas para el tratamiento de traumatismos craneales en perros y gatos. Se ha visto que el traumatismo craneoencefálico está presente en el 25% y el 42% de los casos respectivamente en perros y gatos politraumatizados. Además, la presencia de traumatismo craneoencefálico es siempre un índice pronóstico negativo, con tasa de mortalidad que en perros varía entre 18 y 24%. Así que vamos a ver cuáles son las terapias que pone el veterinario debido a la lesión en la cabeza y por qué las pone.

Traumatismo craneoencefálico en perros y gatos: daños y diagnóstico

El problema de Trauma de la cabeza es que el agente externo que la provocó provoca la destrucción del tejido cerebral tanto para daño primario como para daño secundario (primario por ejemplo es el golpe en la cabeza, secundario es el daño cerebral por shock e hipooxigenación). Por lo general, los gatos y perros con traumatismo craneoencefálico también presentan otros síntomas, como hipoxemia, hipoventilación y shock hipovolémico. Todos estos síntomas por sí solos pueden causar la muerte de la mascota, sin embargo, también pueden empeorar la lesión en la cabeza al causar un daño secundario.

Ahí diagnóstico de lesión en la cabeza se realiza primero a través de la anamnesis y el examen físico, sin embargo, para confirmarlo, necesita una tomografía computarizada en primer lugar. La RM se realiza cuando hay pacientes con TC normal pero que no responden al tratamiento.

Traumatismo craneoencefálico en perros y gatos: terapia

Ahí terapia de lesiones en la cabeza en perros y gatos suele estar dirigida a controlar daños secundarios. Entonces necesitamos estabilizar los sistemas cardiovascular y respiratorio con fluidos en la vena, medicamentos para el corazón y oxigenoterapia. En estos casos, la cabeza de la mascota siempre debe estar levantada al menos 30 grados, con el fin de promover el reflujo venoso, promover la vascularización del cerebro y así reducir el riesgo de aumento de la presión arterial. presión intracraneal. Para la oxigenoterapia, las jaulas de oxígeno o la intubación son mejores que el tubo nasal y esto se hace solo si es necesario para evitar la hiperoxigenación.

LEER  Gatos pintados, cuando el cuerpo del gato se convierte en lienzo a modo de broma

Para líquidos que se van a usar por vía intravenosa, el manitol y solución salina hipertónica, no coloides. Esto es para evitar que se desarrolle. edema cerebral. Los opioides rápidos como el fentanilo se utilizan para la analgesia y el control del dolor, mientras que los medicamentos con cortisona suelen estar contraindicados porque provocan hiperglucemia, retrasan la cicatrización de los tejidos, provocan úlceras estomacales e inmunosupresión y, en general, empeoran el pronóstico.

Al menos doce horas después de la lesión en la cabeza es necesario comenzar a alimentar a la mascota por vía oral o parenteral. También recuerda agregar dioses procinéticos a la terapia porque la motilidad intestinal se reduce. Entonces tienes que comprobar el electrolitos cada 12 horas para evaluar el desarrollo de hipernatremia, hiperpotasemia, hiponatremia e hipomagnesemia. Solo en casos severos se interviene con la apertura de descompresión del cráneo. No hace falta decir que los pacientes con Trauma de la cabeza no se pueden manejar en las primeras etapas en casa a menos que se tenga equipo de oxigeno, no se sepa sacar y poner cánulas, no se tenga equipo para medir electrolitos y todo, y no se pueda realizar un examen neurológico ya que la mascota debe ser monitoreada 24 horas al dia.

La doctora veterinaria Manuela con gusto responderá tus comentarios o preguntas que quieras hacerle directamente por correo electrónico o en la Página de Facebook de Petsblog. Esta información no reemplaza en ningún caso una visita veterinaria. Le recordamos que Petsblog no proporciona nombres y/o dosis de medicamentos bajo ninguna circunstancia y por ningún motivo.

Foto | anjanettew