Fijadores externos en gatos: ¿cuáles son las complicaciones más comunes?

Sé que estamos más acostumbrados a pensar en fijadores externos asociados con fracturas en perros, pero también en gatos es posible insertarlos: mucho depende del tipo de fractura y del tipo de gato (en el sentido de la naturaleza del gato: los fijadores requieren un cierto mantenimiento y limpieza, si tengo un gato bestia inabordable , probablemente elegiré otra solución; lo mismo ocurre con los gatos que viven al aire libre, poner un fijador externo que pueda engancharse en cualquier parte tampoco es una buena idea). Gracias al estudio titulado «Complicaciones postoperatorias asociadas con fijadores esqueléticos externos en gatos». Beever L, Giles K, Meeson R. J Feline Med Surg. 2017 julio «, 19 (7): 727-736 hemos tratado de resumir cuales son los principales complicaciones que puede encontrar cuando decide poner un fijador externo en gatos.

Fijadores externos en gatos y complicaciones

El estudio en cuestión, como casi siempre en los estudios que informo, fue un estudio retrospectivo: esto significa que se analizaron las historias clínicas de los gatos a los que se les había aplicado fijadores externos y se examinaron cuidadosamente los factores de riesgo y las posibles complicaciones.

Así se vio que tenían complicaciones en el 19% de los casos de gatos a los que se habían aplicado dioses fijadores externos. Estas complicaciones estuvieron más bien asociadas con el sitio de aplicación de los fijadores. Aquí es donde ocurren las mayores complicaciones:

[progressbar title=”femore” percentage=”yes” value=”50″][progressbar title=”tarso” percentage=”yes” value=”35″][progressbar title=”radio/ulna” percentage=”yes” value=”33″]

La mayoría de complicaciones estuvieron representados por:

[progressbar title=”infezioni del chiodo” percentage=”yes” value=”45″][progressbar title=”fissatore non funzionante” percentage=”yes” value=”41″]
LEER  8 razas de gatos aptas para dueños inexpertos y novatos

En el primer caso, las complicaciones suelen presentarse más en el fémur, el húmero y la tibia, mientras que el tarso tiene mayor riesgo de fallo del fijador con la consiguiente falta de funcionamiento.

Además, factores como la edad, el sexo, la raza, si los hubiere, no parecen desempeñar ningún papel en el desarrollo de estas complicaciones. la fractura fue abierta o cerradael tiempo de manifestaciones de las complicaciones o incluso el número de clavos puestos.

Fijadores externos en gatos y complicaciones: ¿qué significa?

Por lo tanto, se ha visto que el desarrollo de complicaciones ocurre con bastante frecuencia después de aplicar un fijador externo en gatosaunque de hecho el infecciones de las uñas tienen una menor frecuencia en gatos que en perros. Estos datos también sirven para orientar mejor la elección sobre el tipo de procedimiento quirúrgico a adoptar, también en función de la localización de la fractura ya que el fémur, el tarso y el radio/cúbito parecen implicar un mayor porcentaje de complicaciones.

Esta información en ningún caso reemplaza una visita veterinaria. Le recordamos que Petsblog no proporciona nombres y/o dosis de medicamentos bajo ninguna circunstancia y por ningún motivo.

Foto | pixabay

Calle | Revista de Medicina y Cirugía Felina