Esterilización en perros y gatos, aquí están los beneficios

Cuando se trata de esterilizacióna menudo nos topamos con un muro formado por prejuicios, clichés y antropomorfización excesiva de nuestras mascotas: «Pobrecitos, así va contra natura»… mal, si queremos hacer las cosas con naturalidad, la perra o la gata deben ser libres de aparearse cuando les apetezca y quieran, no cuando decidamos darles una camada.

«Pobrecitos, para que no se diviertan»: ¿alguna vez has visto un perro o un gato compañero? Quedarse pegado durante veinte minutos en el caso de los perros no es muy divertido e intentar ver las mordidas y los arañazos que resultan del apareamiento de los gatos! “Pobrecita, entonces le impedimos ser madre y ella sufre”: más allá de la creencia básica según la cual una mujer necesariamente debe convertirse en madre para realizarse (¡y me detengo aquí para no discutir más!), para las perras y los gatos convertirse en madre es puramente una cuestión hormonal, para atribuir Sufrimiento psíquico para ella por un Fracaso a la maternidad significa humanizar a un perro, lo que de ninguna manera es algo bueno. De hecho, cuando no están en celo, las perras y las gatas no piensan en absoluto en aparearse y reproducirse.

Así que vamos a ver qué beneficios de esterilizar perros y gatos, tanto masculino como femenino. Obviamente, si quieres que tu mascota tenga una camada porque quieres su descendencia y posiblemente tener un cachorro, eso es otra cosa, pero si no los esterilizas aduciendo su presunto bienestar psicofísico como razón, pues es solo es cuestión de tu deseo egoísta.

Ventajas de esterilizar un perro macho o hembra

¿Por qué esterilizar a un perro macho o hembra? Por muchas buenas razones:

  • prevención callejera: muy a menudo los dueños que no esterilizan a sus perros se encuentran con camadas inesperadas. Entonces, ¿qué hacer con los cachorros? Los liberan, aumentando así los perros callejeros. Esto se aplica tanto a hombres como a mujeres.
  • prevención del cáncer de mama en mujeres: está científicamente comprobado que si se esteriliza a la hembra antes del primer celo o como máximo entre el primero y el segundo, se previenen los tumores mamarios, que en la perra son malignos en el 50% de los casos
  • prevención de patologías uterinas: Muchas perras no esterilizadas tarde o temprano desarrollan una piometra, una infección purulenta del útero que requiere cirugía inmediata y riesgos de septicemia para la perra. Ahora bien, ¿por qué hay que esterilizar de urgencia a una perra con una piometra descuidada desde hace semanas, quizás en una perra anciana, cuando podría haber sido esterilizada de cachorra en mayores condiciones de seguridad?
  • evitamos el embarazo imaginario en la perra: Recuerdo que las pseudogravidancias repetidas con la producción de leche estimulan la metaplasia mamaria que se convierte en neoplasia con el tiempo
  • prevención de neoplasias testiculares y patologías prostáticas en perros: A medida que envejecen, muchos perros desarrollan tumores testiculares o patologías prostáticas (prostatitis, hiperplasia prostática, abscesos de próstata, tumores de próstata). Así que si esterilizamos a un perro macho, nos protegemos de estos problemas
  • evitamos los apareamientos no deseados: la situación es un clásico. Dueños que tienen un macho y una hembra, no quieren aparearlos, veterinario que le dice que esterilice al menos a la hembra, dueño indignado que asegura que podrá mantenerlos separados. Resultado: embarazo no deseado, con el dueño exigiendo la droga aborigen a pesar de los riesgos que esto conlleva. Ahora, me pregunto y digo: esterilizar es ir contra natura, pero ¿está permitido abortar a la perra? No encuentro coherencia en esta actitud.
  • prevención de agresiones: solo en algunos casos, recomendados por un veterinario del comportamiento, la esterilización podría ser útil para reducir la agresión sexual en perros
LEER  Razas de gatos más amigables

Ventajas de esterilizar a un gato macho o hembra

Y ahora veamos por qué es ventajoso esterilizar a un gato, tanto macho como hembra:

  • evitamos el marcaje del territorio Por parte del macho: si castras a un gato macho a los seis meses, antes de que empiece a marcar por todas partes, prevenimos este comportamiento. Si al cabo de un par de años decidimos que el gato echa orina por todas partes, es cierto que su orina olerá menos, pero a estas alturas ya está acostumbrado a chorrear por todas partes y seguirá
  • evitamos las actitudes de calor: maullidos desesperados, incluso de noche, que nos mantienen despiertos, gatos que maúllan constantemente y se ponen cada vez más nerviosos porque no pueden aparearse, si esterilizamos a los gatos evitamos esta agitación
  • evitamos el contagio de enfermedades de transmisión sexual: FIV, FeLV, FIP también se pueden transmitir a través del apareamiento. Dado que son enfermedades no curables y muchas veces mortales, me parece una buena razón para no exponer continuamente a nuestros gatos al riesgo de contraer estas enfermedades.
  • evitamos los resultados de las luchas por el apareamiento: los gatos que luchan por aparearse son traídos cada pocas semanas con heridas por mordeduras y arañazos, abscesos más o menos extensos, etc. Ahora bien, dado que no se puede mantener a un gato con antibióticos para su vida natural, quizás valga la pena considerar la idea de esterilizarlos.
  • evitamos los tumores mamarios: el mismo discurso que en la perra, con el agravante de que aquí la malignidad de los tumores se eleva al 75% y que a menudo hay formas de hiperplasia con un aumento notable de las mamas que imposibilitan la cirugía

  • evitamos infecciones del útero: mismo discurso que la perra, no tiene sentido llorar sobre la leche derramada y traer una gata moribunda por una piometra que lleva semanas, pero que los dueños han decidido traer de visita solo cuando la gata no esta no quedaba nada por hacer, llorando y profesando su amor. Esto no es amor, es descuidar a los animales.
  • evitamos las agresiones sexuales: sucede que las gatas no castradas, después de años de estar en casa y siempre entrando en celo, al no poder conseguir lo que quieren porque la hormona les dice que entren en celo incluso ante la imposibilidad de aparearse, desarrollan algún tipo de agresión. mal él
  • evitemos los descarriados: el habla en los gatos se complica. He conocido dueños que pensaban que castrar a los gatos era contra la naturaleza, pero ahogar a los gatitos resultantes era perfectamente natural para ellos. No entiendo estas cosas. Los gatos callejeros son un problema: en las colonias felinas la propagación de enfermedades es imposible de controlar, existen dificultades prácticas y económicas para tratarlos y, sin embargo, muchas personas insisten en no esterilizar a sus gatos, solo para abandonar a los gatitos en las calles, exponiéndolos. a todo tipo de riesgos o descargándolos en las colonias seguidas por los gatos o frente a las consultas veterinarias, descargando así su conciencia, pero haciendo que sus decisiones equivocadas pesen sobre la vida y el bolsillo de los demás. Conveniente comportarse así, ¿verdad?
  • evitamos los apareamientos no deseados: si no queremos que nuestra gata se aparee, ¿por qué no esterilizarla? Su salud y bienestar psicofísico está en juego

La doctora veterinaria Manuela con gusto responderá tus comentarios o preguntas que quieras hacerle directamente por correo electrónico o en la Página de Facebook de Petsblog. Esta información en ningún caso reemplaza una visita veterinaria.

Foto | Flickr

LEER  Gatitos destetados: cuánto tiempo y cómo hacerlo