Enteritis eosinofílica o síndrome hipereosinofílico en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Enteritis eosinofílica en gatos – Continuar nuestro viaje para descubrir los principales síndromes de malabsorción en gatos. Hoy tenemos que hablar deenteritis eosinofílica o síndrome hipereosinofílico en gatos: veamos causas, síntomas, diagnóstico, terapia y pronóstico. Digamos que no todos los gatos afectados por enteritis eosinofílica también tienen un síndrome hipereosinofílico al mismo tiempo, por lo tanto potencialmente una patología más grave, pero no es seguro que las dos formas necesariamente coexistan.

Enteritis eosinofílica o síndrome hipereosinofílico en gatos: causas y síntomas

Como anticipábamos, en gatos podemos tener enteritis eosinofílica más o menos asociada al síndrome hipereosinofílico sistémico: en este último caso la patología parece decididamente más grave. El problema también es que básico se desconoce la causa del síndrome hipereosinofílico, incluso si alguien habla de procesos inmunomediados o neoplásicos en la base. Entonces, sin embargo, mecanismos serios.

Digamos que en los gatos afectados por un síndrome más leve hay una enfermedad mucho más parecida a la enteritis eosinofílica del perro. En cuanto a síntomas de enteritis eosinofílica en gatos tenemos:

  • diarrea del intestino delgado
  • Él vomitó
  • pérdida de peso

Enteritis eosinofílica o síndrome hipereosinofílico en gatos: diagnóstico y tratamiento

Cabe señalar que la forma grave de enteritis eosinofílica en gatos, la asociada con el síndrome hipereosinofílico felino, no es tan común en los gatos. Sin embargo, cuando esto se manifiesta, tenemos eosinofilia periférica e infiltración intestinal por eosinófilos. A menudo asociado a esto también tenemos infiltración eosinofílica del bazo, hígado, ganglios linfáticos, médula ósea y otros órganos. Como se evidencia, el diagnóstico de enteritis eosinofílica solo se puede hacer mediante biopsia de la mucosa intestinal: detectar la eosinofilia periférica no es suficiente, no hay más medios que la biopsia para tener confirmación. Sin ella nos quedamos en el área de sospecha diagnóstica.

LEER  Gatito que no usa el arenero: ¿qué hacer?

En cuanto a tratamiento de la enteritis eosinofílica en gatos se basa en estrictos dieta hipoalergenica para gatos (y digo estricto: si el gato tiene que comer ese alimento hipoalergénico, debe comer solo eso hasta que el veterinario te diga lo contrario, si le das algo más, no te quejes de que los síntomas no desaparecen o regresan) y el administración de cortisona para bloquear los síntomas. El problema es que si además se asocia el síndrome hipereosinofílico, la terapia funcionará peor, se ha visto que incluso dosis altas de cortisona no son efectivas. El pronóstico es evidente: si solo tienes enteritis eosinofílica, si llevas una dieta hipoalergénica adecuada, si nunca te equivocas y si el gato coopera comiendo lo que te dicen y tomando los medicamentos adecuados, entonces hay alguna esperanza. . Pero si también tiene síndrome hipereosinofílico al mismo tiempo, entonces el pronóstico es malo: no hay cura y el gato se deteriorará rápidamente y eventualmente morirá.

La doctora veterinaria Manuela con gusto responderá tus comentarios o preguntas que quieras hacerle directamente por correo electrónico o en la Página de Facebook de Petsblog. Esta información no reemplaza en ningún caso una visita veterinaria. Le recordamos que Petsblog no proporciona nombres y/o dosis de medicamentos bajo ninguna circunstancia y por ningún motivo.

Foto | fuzzcat