Lo primero que debe decirse del coronavirus felino es que en nada tiene que ver con el brote de Covid 19. De hecho, son enfermedades completamente independientes y en el caso de la ‘lección gatuna’, no está considerada como zoonótica. O lo que es lo mismo, los humanos no son susceptibles de contagiarse. Así mismo, si aceptablemente hay evidencias que muestran que el Sars-CoV-2 puede transmitirse a los gatos, no representa un peligro arcaico para estos animales. Las mascotas siquiera no contaminan de revés a sus dueños, a pesar que sí pueden expandir el virus entre otros mininos.

El coronavirus intestinal felino ataca al sistema digestivo. Otra diferencia importante con la igualmente indicación Pulmonía de Wuhan, que afecta principalmente al sistema respiratorio. Muchas veces pasa inadvertida o camuflada como dificultades gastrointestinales leves. Se transmite vía hablado – fecal, los portadores lo expulsan a través de las heces.

La capacidad de contagio de este virus entre los gatos es inversamente proporcional al peligro estadístico que representa. Se estima que menos del 5% de los afectados mostrará síntomas verdaderamente alarmantes. Sin asedio, hasta el 40% de los gatos domésticos está contagiado. Mientras que entre los que viven en albergues y criaderos, la tasa en algunos casos alcanza el 100%.

Peritonitis infecciosa: el seguro peligro tras el coronavirus felino

La peritonitis infecciosa felina es el seguro problema que enfrentan los gatos contagiados con coronavirus. Se proxenetismo de una mutación que afecta a un número harto ceñido, pero cuyo pronóstico es harto pesimista.

Al igual que ocurre con el Sars-CoV-2, los riesgos vienen de la mano con un sistema inmunológico débil e inoperante. Se considera ‘población de peligro’ a los cachorritos y a los ejemplares que han pobre la vejez. Los animales diagnosticados con el Virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF) o portadores de la Leucemia Felina igualmente figuran en esta categoría.

LEER  Tipos de anestesia para mascotas

Más vale advertir que curar

No es necesario aventurar a la ruleta rusa con las mascotas. Existe una vacuna contra el coronavirus felino, que reduce los riesgos frente a este mal y contra la indeseada derivación: la peritonitis infecciosa felina.

De igual forma, siempre es importante sostener algunas normas preventivas básicas. Una correcta comida, que garantice todos los requerimientos a los animales, es lo primero. Aquellos animales que tienen bajo su cuidado más de un minino tienen que colocar al menos un arenero para cada uno.

Gatos y el Covid19

Como estamos viendo, estos felinos domésticos sí pueden contagiarse con este virus. Sin asedio, casi la totalidad de los casos son asintomáticos. Y no existe evidencia científica que valide la idea de que pueden divertir el mal entre los humanos.

👇 Si te gustó este artículo ¡Regálanos 5 Estrellas! 👇